Casos clínicos: Hongos en el gato.

Este es Moet. Ha venido a la cl√≠nica porque tiene unas “calvas” en la nariz y alrededor de los ojos.

 

Moet con sus heridas en la piel.
Moet con sus heridas en la piel.

Los hongos del gato son transmisibles a las personas, y ante la sospecha de ellos, ten√©is que traerlos r√°pidamente a revisi√≥n. ¬†Mucha gente les llama a estos hongos, la “ti√Īa”.

 

El caso de Moet puede resultar curioso porque los hongos que le padece son “fluorescentes” con luz ultravioleta, as√≠ que con una L√°mpara de Wood hemos podido diagnosticarlos. ¬†¬Ņ que os parece como brilla Moet?¬†

 

Así de verdes brillan los hongos de Moet.
Así de verdes brillan los hongos de Moet.
Los hongos fluorescentes de Moet.
Los hongos fluorescentes de Moet.

 

Los hongos fluorescentes de Moet.
Los hongos fluorescentes de Moet.

 

 

Son contagiosos a las personas, pero con un tratamiento eficaz y bastante sencillo,  y en pocas semanas se pueden controlar y curar.  El pelo volverá a crecer y será un gatito tan guapo como antes.

 

Dra. Isabel Mayoral Lorente

LICENCIADA VETERINARIA.

Master Oncología. GPCert-Oncology. 

CL√ćNICA¬†VETERINARIA VORAMAR GOLF.¬†