Ansiedad por separación del perro.

 

Las mascotas de hoy en día viven integradas totalmente en nuestra vida: comen de nuestra mano, ocupan un lugar privilegiado en nuestro sofá, incluso duermen en nuestra cama, y ocupan gran tiempo de nuestro de ocio.

 

 

Con todo ello creamos una dependencia del animal hacia su amo, que a veces puede traernos problemas, por ejemplo para dejarlos solos en casa. Esa dependencia la llamamos Hiperapego.

Ellos no entienden como podemos irnos de casa y no llevarles con nosotros, y ladran y lloran desde que nos vamos hasta que volvemos. Incluso en ocasiones rompen cosas y destrozan muebles.

 

 

Y la culpa es principalmente nuestra, por crear este vínculo de dependencia exagerado. Pero podemos trabajar para intentar minimizar el problema. No en todos los casos en necesaria la medicación, pero en otros es imprescindible.

 

Debemos trabajar con nuestra mascota para ayudarle a no sentir tanto desasosiego cuando nos vamos de casa. ¬Ņ¬†Por donde podemos empezar?

 

  1. DESVINCULAR EL ESTIMULO DE SALIDA, DEL HECHO DE IRNOS DE CASA

 

Bueno, lo primero es averiguar el primer indicio que hace pensar al perro que nos vamos de casa, por ejemplo, ponernos los zapatos o la ropa de paseo,  el ruido de las llaves que cogemos al salir, o  el sonido del armario donde guardamos los abrigos.

 

Una vez lo sepamos, vamos desvincular el estímulo del hecho de irnos de casa.

 

Lo que buscamos es que la mente de nuestra mascota desvincule el estímulo (las llaves, los zapatos o la ropa) con nuestra partida de la casa.

 

De modo que no siempre que oye las llaves nos vamos a ir sin él, sino que a veces cuando oye este sonido, nos quedamos en casa.

 

Para ello vamos a repetir este estimulo hasta 5 veces al día, hasta que lleguemos a hacerlo mas veces sin irnos de casa que marchándonos.

 

Si al principio el perro nos sigue o llora a nuestro alrededor, debemos ignorarlo totalmente.

 

Habremos superado esta fase cuando el perro sea indiferente al estimulo que le indicaba que nos se iba a quedar solo.

 

  1. SALIDAS PROGRAMADAS.

 

Entonces podemos pasar a la siguiente fase: salidas programadas.

 

Vamos a desaparecer de la vista del perro. Al principio deben ser salidas muy cortas (bajar al portal y subir), de modo que se vaya acostumbrando a ellas. Y poco a poco iremos ampliando el tiempo de salida.

 

Cuidado con las salidas progresivas, porque nuestros perros son muy listos, y pueden aprender que nuestra salida dura cada vez 5 minutos más y que la próxima salida será más larga. Hemos de alternar salidas cortas con salidas más largas.

 

COMO TRABAJAR LA¬†PREVENCI√ďN.

 

Lo que hemos hablado son bases importantes, que podemos aplicar de modo ‚Äúpreventivo‚ÄĚ en nuestros cachorros.

 

Podéis evitar este hiperapego del cachorro a un solo miembro de la familia, y podeis evitar que asocie el estar solo en casa con algo desagradable.

 

Debeis acostumbrarlo a que aunque estemos en casa, él no esté siempre con nosotros, así verá que el estar solo en su rincón o habitación es algo rutinario en su día a día.

 

Debeis obligarlo desde cachorro a que no comparta siempre la estancia de la casa con alguna persona.

 

Aunque vosotros estéis en casa, a ratos él debe permanecer en la galería, o en un sitio donde no hay personas.

 

Que os vea moveros por casa, y que no le hacéis caso si llora. De modo que aceptará el estar solo como algo de su rutina diaria.

 

A√ļn as√≠, en nuestro¬†PLAN DE SALUD DE CACHORROS¬†cont√°is con todas las¬†Consultas de Comportamiento gratis, ¬†para poder ayudaros a encontrar soluciones tempranas a estos problemas.

 

 

Si ya habies encontrado con el perro adulto y estos problemas, bien porque no se trató de cachorro, o bien porque es una animal adoptado de adulto, siempre podeis pedirnos una cita para Consulta de Comportamiento y estudiaremos tu caso en particular.


 

 


 

Dra. Isabel Mayoral Lorente

VETERINARIA.

CV VORAMAR GOLF.

Un comentario en “Ansiedad por separaci√≥n del perro.

  1. Pingback: Imagen ampliada

Los comentarios est√°n cerrados.