C/ MARUJA PASTOR Nº 2 - PLAYA SAN JUAN - ALICANTE         TELÉFONO: 965 15 18 99          URGENCIAS: 670 69 04 92

Compartir en Facebook

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí Aceptar

Necrosis lingual por Procesionaria

NECROSIS LINGUAL POR PROCESIONARIA


Con la primavera el gusano del pino o procesionaria, sale por todos los campos y montes donde hay pinadas. Nosotros hemos tenido varios casos por pinadas urbanas, que no están bien tratadas contra esta plaga.

También los gatos, a veces muy curiosos, pueden sufrir esta reacción en la lengua.

En los pinos forman una bolsa de gusanos, que tiene esta imagen.

Cuando los gusanos bajan por el suelo, forman hileras muy largas, que llaman mucho la atención de nuestros perros. Los gusanos tienen unos pelos urticantes en su lomo, que los perros suelen chupar, por eso la mayoría de las lesiones aparecen en la lengua y boca, pero si nosotros los tocamos con las manos, o nos caen en la piel, nos harían el mismo tipo de reacción.

En todos los casos necesitan tratamiento veterinario urgente, para administrar medicación para frenar el shock alérgico que producen, y tratar la lesión en la boca. En muchos casos la reacción es muy grave y requiere incluso hospitalización.

  Imagen bolsa de gusanos
Imagen bolsa de gusanos
 
 
Esta es la lesión que produce en contacto con la lengua. Se ve una zona de necrosis grave en el centro de la herida. Sialorrea (babeo) e hichazon de la lengua por contacto con los pelos urticantes.
Esta es la lesión que produce en contacto con la lengua. Se ve
una zona de necrosis grave en el centro de la herida.
Sialorrea (babeo) e hichazon de la lengua por
contacto con los pelos urticantes.

 
La evolución es muy variable. Debido a la reacción alérgica local que produce, los tejidos se necrosan. Cuanto más rápido actuemos mayor posibilidad tenemos de limitar la lesión, ya que el tejido dañado en muchos casos es irrecuperable, y pierden parte o toda la lengua.

Estas son imágenes de un paciente que sufrió la lesión y tuvo que ser hospitalizado, ya que el veneno afecto también a sus riñones e hígado.

 
Lesiones día 1. Suelen ser una gran hinchazón, sialorrea (babeo) y mucho dolor.   Lesiones día 2. Tras 24 horas, y controlada la hinchazón, aparecen las lesiones necróticas, y sigue la imposibilidad de mover la lengua y por tanto de comer y beber.   Lesiones día 30. Aquí vemos las secuelas que dejó en la lengua, quedando aun tiempo para cicatrizar.
Lesiones día 1

Suelen ser una gran hinchazón, sialorrea (babeo) y mucho dolor.

  Lesiones día 2

Tras 24 horas, y controlada la hinchazón, aparecen las lesiones necróticas, y sigue la imposibilidad de mover la lengua y por tanto de comer y beber.

  Lesiones día 30

Aquí vemos las secuelas que dejó en la lengua, quedando aun tiempo para cicatrizar.